Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Greenpeace considera 'absurdo' construir una refinería en Extremadura.

Greenpeace considera 'absurdo' construir una refinería en Extremadura. La organización ecologista Greenpeace considera «absurdo» el proyecto de construcción de una refinería de petróleos en Tierra de Barros, y asegura que provocará un impacto ambiental muy importante para Extremadura que afectará asimismo a la producción agrícola de la zona.

Según expresó el responsable de Energías de Greenpeace a Europa Press, la construcción de la refinería aumentará la dependencia de España de una fuente de energía contaminante, y aumentaría asimismo los índices de emisión de gases contaminantes superando aún más los postulados recogidos en el protocolo de Kyoto. Por todo ello, señaló que aumentar la producción de refino de petróleo en España «va en la dirección contraria», y añadió que «ubicarlo en Extremadura es la estupidez del siglo». En este sentido, dijo que la instalación de la refinería supone la construcción de infraestructuras nuevas para hacer llegar el petróleo a la zona, lo que haría el proyecto inviable económicamente de no ser por el apoyo que ha encontrado el promotor privado en la Junta de Extremadura, que fomenta el proyecto y que se ha comprometido con el 20% de su capital inicial.

Apoyo de la Junta

Al mismo tiempo, el responsable de Energías de Greenpeace cree que esta situación es «especialmente grave» en Extremadura por cuanto «la Junta tiene una actitud activamente de obstrucción al desarrollo de energías limpias, como es el caso de la eólica», y que, mientras que en el caso de las energías limpias «parece que a la Junta no le importan los puestos de trabajo, aunque diga que sí, porque pone condiciones absurdas».

«La Junta se dedica a poner condiciones que en la práctica son un obstáculo, y que sin embargo para la energía sucia todo lo contrario, se alía con los promotores». Por ello, advirtió que «habrá que ver cuáles son los intereses que hay ahí, pero desde luego está haciendo un servicio al interés privado de un señor que además no invertiría en una cosa tan absurda como poner una refinería en Extremadura si no fuese porque tiene el respaldo de la Junta». Desde Greenpeace dudan de los beneficios económicos que supondría la instalación de esta refinería para Extremadura. Así, aseguran que «lo evidente es que el beneficio económico de le refinería será para la empresa promotora y no para Extremadura, no para los ciudadanos de Extremadura».

Además, para José Luis Ortega «no tiene ninguna credibilidad» la cifra de puestos de trabajo que generaría la puesta en marcha de este proyecto (3.000 en la construcción de la planta y entre 1.500 y 2.000 personas cuando esté en funcionamiento), según ha anunciado la Junta de Extremadura. Greenpeace considera en este sentido que esta es «otra de las partes del engaño que se está cometiendo a la opinión pública». Según dijo, la Junta «se aprovecha con toda crueldad de una situación de demanda de empleo que existe en la región».

Noticia publicada en HOY.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres