Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

IRRESPONSABILIDAD AMBIENTAL EN EL VALLE DEL JERTE. LOS COLECTORES DEL JERTE NO SON LA SOLUCIÓN

IRRESPONSABILIDAD AMBIENTAL EN EL VALLE DEL JERTE. LOS COLECTORES DEL JERTE NO SON LA SOLUCIÓN ADENEX

Un nuevo capítulo se añade en el intento por recuperar calidad en las aguas del río Jerte ("el río de las aguas cristalinas"). En una comarca donde misteriosamente no funciona lo que en el resto del mundo, hay que buscar más y más soluciones. La historia empezó con normalidad: hace menos de una década, con fondos europeos, los 11 pueblos de la comarca del Valle del Jerte fueron dotados de modernas depuradoras. Un caso pionero en Extremadura, modelo para las demás comarcas, y que debería haber terminado ahí, pues con depuradoras se limpian las aguas residuales urbanas en las sociedades modernas. Pero no funcionaron ¿Por qué?, Buena pregunta.

Al menos tres veces fueron objeto de reparación y mejoras, pero después, cosa extraña, dejaban de funcionar. Tampoco preocupaba en exceso, hasta que un verano se prohibieron los baños en Plasencia porque el agua del Jerte no era apta. La solución inmediata fue clorar el río, algo nunca visto en esta tierra. Se echó la culpa de la contaminación al proceso de urbanización ilegal, y quienes consienten estos desmanes sobre el territorio pidieron ayuda económica a la Unión Europea para canalizar los vertidos que producían. Contra todo pronóstico se concedió la ayuda para construir un colector paralelo al río. Durante años el proyecto estuvo paralizado por discrepancias políticas (Mancomunidad, Diputación y Junta de Extremadura), pero de la noche a la mañana todo se acelera y se pone en marcha.

La obra ha comenzado de modo ilegal antes de terminar los trámites, pues no contaba con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), que curiosamente se ha realizado por vía de urgencia ¡después de años de espera¡. Por supuesto, la DIA, ya publicada, es favorable. Las respuestas de la DIA a las alegaciones no tienen desperdicio, pues ponen en clara evidencia la falta de independencia de la Dirección General de Medio Ambiente (DGMA) y, sobre todo, la total incapacidad de las administraciones para corregir los problemas de ordenación del territorio, del Valle del Jerte en este caso. La DGMA asume con total claridad el caos urbanístico imperante, donde la ilegalidad campa a sus anchas. Asumen la existencia de multitud de captaciones ilegales de agua en fuentes y gargantas que merman caudal al río, y asumen la total inutilidad de las depuradoras de la comarca, que además califican como "problema a resolver". Pero escurren el bulto diciendo que es competencia de otros departamentos.

Pero al ciudadano, que quiere es que la Ley se cumpla y que la Administración funcione, le da igual. Mucho nos tememos que estos colectores servirán de poco. Canalizar y bombear excrementos a través de un tubo en forma de montaña rusa de 40 km (80 si llega a Tornavacas) es una solución demasiado simple para un problema tan complejo. La mayoría de las casas ilegales, el tiempo lo dirá, no se conectarán al colector. De momento sólo cuatro pueblos verterán en él, los otros siete seguirán contaminando porque no cumplen con la obligación de mantener funcionando las modernas depuradoras que con dineros europeos les dotó la junta de Extremadura.

Con esta obra planteada el río perderá caudal, pues todas las aguas que el colector recoja, sucias o limpias, incluidas las de lluvia, se restarán al río. La situación es clara: la prioridad es coger el dinero que ingenuamente nos regala Bruselas, pero que luego funcione el colector es secundario. Nos creemos muy listos, pensamos que les engañamos, pero al final somos tontos, pues mejor sería que todos esos fondos que generosamente llegaron, y que parece se agotan, hubieran servido para algo. Porque la pregunta del millón sigue siendo la misma: si todos los pueblos del Jerte tienen depuradoras ¿por qué ahora un colector? Si las depuradoras funcionan en todas partes ¿por qué aquí no?. No es extraño que holandeses, alemanes y ahora catalanes se hayan cansado y quieran cerrar el grifo, si comprueban la irresponsabilidad ambiental y económica de proyectos megalómanos e inútiles como este. Un proyecto sin criterios serios, que recibe fondos europeos, de la Diputación y la Junta, y que en foros públicos algunos alcaldes reconocen como inútil o de escaso interés, está condenado al fracaso, eso sí con la aparición de nuevos y más graves problemas que los que pretende solucionar.

Desde ADENEX (que siempre ha estado y estará para aportar soluciones reales dentro de la sostenibilidad, colaborando con todo tipo de administraciones) manifestamos en este caso la negligencia de la Dirección General de Medio Ambiente, que previa solicitud para exponer nuestros planteamientos realistas y viables en el tema, nos concede entrevista el mismo día que sale publicado en el DOE el beneplácito ambiental a la obra. ¡Esto se suele llamar desprecio hacia el que tiende la mano!, y nos hace dudar seriamente de su "preocupación" por la salud ambiental y el desarrollo sostenible en Extremadura. Exigimos de momento, y especialmente este verano, que cada una de las administraciones cumpla con su obligación y funcionen las depuradoras de los pueblos de ese río que acoge en estas fechas a miles de ciudadanos dispuestos a refrescarse en sus aguas.

Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura

Plaza de Santo Angel, 1

E-06800 Mérida.

Telf.: 924 38 71 89

Fax: 924 38 73 57

E-mail: adenex@adenex.org

Web: www.adenex.org
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres