Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

LA JUNTA DE EXTREMADURA TIENE UNA PARTICIPACIÓN DEL 21,3 % EN UNA GRANJA AVÍCOLA QUE PUEDE ESTAR INCUMPLIENDO LA NORMATIVA MEDIOAMBIENTAL.

LA JUNTA DE EXTREMADURA TIENE UNA PARTICIPACIÓN DEL 21,3 % EN UNA GRANJA AVÍCOLA QUE PUEDE ESTAR INCUMPLIENDO LA NORMATIVA MEDIOAMBIENTAL. Como ya es conocido, la Plataforma Contra la Contaminación de Almendralejo ha mostrado su preocupación, entre otras cosas, por la situación, posiblemente irregular, legalmente hablando, de las obras de ampliación de la explotación avícola de la Granja Cantos Blancos. Los antecedentes del proceso se pueden resumir de la forma siguiente:

Con fecha 07 de julio de 2005 se pone en conocimiento del Ayuntamiento de Almendralejo el inicio de las obras y se le solicita información acerca de si se ha concedido Licencia de Obras.

Con fecha 22 de julio de 2005 se comunica al Director General de Medio Ambiente la posible comisión de una falta grave por el inicio de la construcción de las instalaciones sin tener la Declaración Ambiental Integrada aprobada, y se le solicita información y las actuaciones que competan a la Dirección General de Medioambiente en este caso.

La Plataforma no ha recibido contestación a ninguna de las dos solicitudes por parte de las instancias a las que iban dirigidas. Sin embargo, se ha podido comprobar que no se ha tomado ninguna medida preventiva para salvaguardar el medio ambiente y poder evitar daños irreparables, dado que la construcción de la instalación, a día de hoy, continúa.

En el Diario HOY de fecha 27 de julio de 2005, en referencia al Consejo de Gobierno de la Junta, se cita textualmente lo siguiente:

“La Sociedad de Fomento Industrial quedó autorizada para concurrir a la ampliación de capital que llevará a cabo Granjas Cantos Blancos, SL, por importe de 3.350.600 euros, suscribiendo 1.350.600 euros, de los cuales 431.000 corresponden a un desembolso dinerario y 919.600 mediante la capitalización de un préstamo participativo concedido en su día, hasta alcanzar un porcentaje de participación del 21,3; la granja cuenta en la actualidad con 82 trabajadores y se prevé generar 19 puestos de trabajo más.”

La Plataforma cree que la Junta de Extremadura debería abstenerse de participar en industrias que, por su especial calificación como contaminantes o peligrosas, tengan que estar sometidas a una fiscalización intensiva. Esto es así dado que en el proceso se generan una serie de conflictos de intereses, entre la labor de fiscalización y control, otorgada a la Junta por la legislación vigente, y la participación como inversor en la industria.

Hay que tener en cuenta que los funcionarios encargados de indagar el proceso se verían en la tesitura, en caso de infracción, de tener que denunciar a sus jefes, en este caso la Junta, para lo cual tendrían que ser poco menos que héroes, cosa que no se puede pedir a ninguna persona que sea, para cumplir escrupulosamente su trabajo.

El hecho de que la Junta de Extremadura sea copropietaria de la Granja en cuestión, como acabamos de exponer, genera una serie de dudas fundadas que ha llevado a la Plataforma a poner los hechos denunciados en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), para que compruebe la veracidad y exactitud de los mismos y eleve los datos obtenidos a las instancias competentes.

El Director General de Medio ambiente, D. Guillermo Crespo, en una entrevista concedida a Extremadura Digital y refiriéndose al proyecto de construcción de una refinería en Tierra de Barros, afirmaba textualmente: “Yo creo que hay que sosegarse en toda esta materia, dejar que se trabaje, con presión pero sobre la conciencia de que se va a cumplir íntegramente para éste, y para cualquier otro proyecto, con toda la legislación vigente en materia medioambiental”.

Los hechos analizados anteriormente, sin embargo, vienen a poner de manifiesto la falta de seriedad y de responsabilidad del gobierno de nuestra Comunidad Autónoma, y demuestran que algunas declaraciones no dejan de ser simple propaganda, dado que no expresan la firme voluntad de cumplirlas, sino solamente el propósito de adulterar la realidad.

Es extraño que nadie, ni los servicios de vigilancia del Ayuntamiento de Almendralejo ni los de la propia Junta de Extremadura, se hayan percatado de que la construcción de la instalación avícola se estaba llevando a efecto, a pesar de estar situada en un lugar claramente visible desde una de las salidas más importantes de la ciudad, en la carretera N630. También sorprende que no se haya tomado ninguna medida para detener la construcción presuntamente ilegal.

Almendralejo 07 de septiembre de 2005

Plataforma Contra la Contaminación de Almendralejo

Plataforma Contra la Contaminación de Almendralejo

e-mail: almendralejosincontaminacion@yahoo.es

Página web: http://perso.wanadoo.es/plataforma_cc/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres