Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

El método de investigación històrica de Pio Moa (historiador espontáneo)

El método de investigación històrica de Pio Moa (historiador espontáneo)

Uno creía que Moa escribía sin método y simplemente actuaba a las órdenes de la vieja reacción fascista y reproduciendo con vileza las mentiras de los que gobernaron de forma criminal España durante 40 años, pero no, si que lo tiene. Y Francisco Espinosa Maestre nos lo recuerda muy acertadamente.
Manuel Márquez (Kaos. Historia)

Pio Moa, que no es historiador ni nada que se le parezca (*), ha tenido que inventarse un método de investigación propio. Así lo expone Francisco Espinosa Maestre en: EL FENÓMENO REVISIONISTA O LOS FANTASMAS DELA DERECHA ESPAÑOLA [Sobre la matanza de Badajoz y la lucha en torno a la interpretación del pasado], Ed. Del oeste ediciones, Col. LOS LIBROS DEL OESTE, ENSAYO. Badajoz, 2005. pp. 73-76.

El historiador desea, que la lectura del método Pio, además de provocar la risa (por no llorar, como siempre) de paso a la reflexión y sirva para que todos aquellos que consideramos nuestro oficio algo serio y dificil (pues pretendemos explicar las acciones de los hombres en el transcurso del tiempo, nada más y nada menos) y digno (pues intentamos no faltar a la verdad y respetar a nuestros semejantes) veamos en estas líneas, del amigo Espinosa, lo que no debemos hacer si queremos construir una historia al servicio de todos y todas. Y que nos impulse a construir una historia de la gente común (lo que todos/as somos), la historia de los que de todo carecen, frente a la historia, de los que todo poseen, sin que pueda dejar de considerarse tal cosa.
 

Veámoslo:

Dicho método, verdadera revolución en el mundo de la historia, tendría las siguientes características:


1. Exime a los investigadores de la tediosa tarea de ponerse al día sobre el tema que se desea tratar.


2. Libera al historiador de los archivos, limitando la búsqueda, si acaso, a los más cercanos a casa y siempre a unos cuantos documentos (incluso a uno solo).


3. Sitúa en la mesa-camilla el centro de operaciones del investigador.


4. Ofrece libertad absoluta para elegir nuestras fuentes e incluso la posibilidad de prescindir de ellas a capricho o no citarlas.


5. Acaba con la absurda distinción entre fuentes primarias y secundarias.


6. Nos libra de la caduca costumbre de contrastar nuestras hipótesis con las de otros historiadores.


7. Al prescindirse prácticamente del engorroso aparato crítico propio de la disciplina histórica desde el siglo XIX se pone, por fin, la Historia al alcance de todos.


8. Acaba con la enojosa figura del especialista e implanta el principio de que la Historia está al alcance de cualquiera, incluso del que no la estudia.


9. Reduce el proceso de elaboración y edición de un libro a extremos antes inimaginables (la única limitación es la de dar un plazo de 10 ó 12 meses para que antes de sacar el próximo se venda el anterior).


10. Al saltarse todo tipo de trabas y convenciones supone una revolución en el mundo de la comunicación: los muros entre el historiador y la sociedad han desaparecido.


11. Ofrece como fruto de la investigación y de la reflexión lo que hasta la fecha no se consideraba sino mera charla de café, copa y puro.


12. Permite presentar como elaborado "discurso histórico" la ideología franquista y neofranquista.


13. Sirve de acicate para que otros "historiadores" similares salgan a la luz sin absurdos temores.


 


Nadie, pues, dudará de las ventajas del Método Moa (Historia en 7 días)
y no hubiera sido de extrañar que la ex ministra de Educación, Pilar del Castillo, de haber podido, lo hubiera tenido en cuenta e incluso, por qué no, lo contratara como asesor histórico.

Todo esto, además, va unido a una serie de principios orientadores que podrían resumirse así:


1. Simplificación del mensaje.

2. Reiteración ad nauseam.


3. Apariencia de veracidad histórica.


4. Estilo aparentemente desapasionado.


5. Exposición y uso de los argumentos contrarios para dar impresión de objetividad y superioridad.


6. Mezcla calculada de elementos y datos reales con exageraciones, mentiras y tergiversaciones (**)


 



 

(*) Dice Espinosa: "Por otra parte no hace falta ser Antonio Vallejo Nájera para intuir que Moa tiene un serio problema de personalidad: quiere que se le trate como historiador (de ahí sus patéticos lamentos sobre que nadie le hace caso) pero, al mismo tiempo, sabe en su fuero interno que no lo es (y lo que es peor, sospecha que muchos también lo sabemos) . De ahí que haya tenido que inventarse un método propio con el que resolver el conflicto interior"

(**) Estos principios, base de la propaganda nazi, proceden de la introducción realizada por Xavier Agirre Aramburu para el texto ya citado de Goebbels La verdad sobre España.

http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=12871

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres