Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Extremadura tiene un potencial solar para dar luz a dos Españas

Extremadura tiene un potencial solar para dar luz a dos Españas

El Instituto Tecnológico de Comillas afirma que la región podría usar sólo energías limpias en el 2050. La comunidad podría cubrir 20 veces el consumo español si se usaran todas las energías renovables.

  • JAVIER ALVAREZ AMARO (28/11/2005)

Un estudio realizado por el Instituto de Investigación Tecnológica (IIT) de la Universidad Pontificia de Comillas concluye que Extremadura podría autoabastecerse energéticamente utilizando únicamente fuentes renovables, especialmente energía solar, eólica y biomasa. El informe, realizado por encargo de la organización ecologista Greenpeace, destaca que sería técnicamente posible, respetando las zonas de gran valor medioambiental, que en el año 2050 las energías renovables de la región cubriesen 200 veces el consumo eléctrico previsto para esa fecha o 20 veces el consumo energético total. Tanto es así que solamente la energía solar extremeña podría abastecer dos veces de electricidad a toda la España peninsular.

El documento Renovables 2050. Un informe sobre el potencial de las energías renovables en la España Peninsular parte de un análisis de cuál será el consumo tanto de electricidad como de todo tipo de energías en el año 2050, de forma que se establece un plazo razonable para el hipotético desarrollo de las energías renovables. En esa fecha, y teniendo en cuenta la evolución poblacional, se prevé que los extremeños consuman 5,44 Terawatios/hora (TW/h) al año de electricidad, mientras que la demanda energética total (incluyendo, por ejemplo, petróleo y gas) alcanzaría los 41,21 TW/h.

 

COMPARATIVA Mientras, las diferentes fuentes renovables podrían llegar a producir en Extremadura 1.067,45 TW/h, es decir, 200 veces más que la electricidad consumida y 20 veces más que la energía total demandada. De esta forma, se podría cubrir toda la demanda sumando incluso nuevas necesidades derivadas de la apertura de instalaciones industriales. Y eso teniendo en cuenta que la riqueza medioambiental de la comunidad ha hecho que se descarte algo más del 38% de su superficie para estas instalaciones.

Aún así, José Luis García, miembro de Greenpeace que ha coordinado el proyecto, explica que el objetivo no es desarrollar todo este potencial ni crear un sistema energético en el que cada comunidad se autoabasteciese, sino encontrar el modelo más sostenible posible. Para ello se dará paso a una segunda fase del proyecto en la que se analizará cómo configurar este sistema energético nacional únicamente con energías renovables.

Por lo que se refiere concretamente a Extremadura, destacó que "tiene un potencial extraordinario en energía solar y eólica", a lo que se suma un importante techo de generación energética con biomasa. Para llegar a ese escenario ideal planteado por Greenpeace para el año 2050 sería necesario invertir de forma decidida por las energías renovables. Sin embargo, José Luis García lamenta que la región haya apostado por otro modelo de desarrollo, con la implantación prevista de una refinería y los proyectos presentados para poner en marcha varias térmicas.

 

MODELO EXTREMEÑO "Invertir ahora en centrales térmicas está cerrando el paso a las renovables", asegura, puesto que estas empresas "tendrán una vida de unos 30 años y retrasarán las inversiones en otros sectores más necesarios". Con todo, señala que "el caso de Extremadura es patético" porque a estas alturas "prefiere subirse a un carro indeseable en lugar de ponerse a la cabeza de las renovables".

El dirigente de Greenpeace está convencido de que el Gobierno podría clausurar todas las centrales térmicas y nucleares, "pero para eso hay que hacer un plan de cierre ordenado".

A su juicio, uno de los culpables de la situación es directamente el presidente de la Junta, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, "ya que con actitudes como la suya, poniendo zancadillas a las energías renovables, esto será imposible que cambie".

 

La región ya tiene proyectos de 5 centrales solares y 3 de biodiesel

El potencial extremeño en energías renovables no ha pasado desapercibido. Y es que la comunidad ya tiene hasta cinco proyectos para implantar centrales termosolares y otros tres de producción de biomasa y biodiesel.

 

En el caso de la energía solar, Iberdrola proyecta dos centrales de 50 megavatios en Valdecaballeros y otra en Fuente de Cantos. A éstas se suman las 2 del grupo Solar Millenium, una de ellas en Villanueva de la Serena y ambas de 50 megavatios.

 

En el campo de la biomasa y el biodiesel, en Valdetorres hay una planta de biocarburantes casi en marcha y una de bioetanol paralizada, al igual que la proyectada en Villafranca de los Barros.

 

Por lo que se refiere a la energía eólica, la Junta ha aprobado recientemente el decreto que regula la instalación de parques eólicos, norma que vincula estas plantas a la creación de empleo.

 

POTENCIAL EXTREMEÑO

SOLAR

La región podría llegar a producir 888,2 TW/h. Suficiente para cubrir 20 veces la energía regional o dos la electricidad española.

 

EOLICA

El techo de generación alcanza los 153,8 TW/h, o lo que es lo mismo, 28 veces el consumo eléctrico previsto para el 2050 en Extremadura.

 

BIOMASA

El potencial de la región, 16,68 TW/h, es el 40% de la demanda energética total.

 

OTRAS

La hidroeléctrica cubriría el 65% de la electricidad, por el 39,7% de los cultivos energéticos, el 31,4% de los cultivos forestales de rotación rápida o el 25% de la geotérmica.

 

PRIMERA PLANTA EXTREMEÑA DE PRODUCCION DE COMBUSTIBLES DE ORIGEN VEGETAL

La fábrica de biocarburante de Valdetorres abrirá en 10 meses



 

Producirá en una primera fase 60.000 toneladas de biodiesel por año. Las obras de construcción de la planta ya se han iniciado.

La primera fábrica extremeña de biocarburantes empezará a producir dentro de diez meses, según ha podido saber EL PERIODICO, una vez que las obras de construcción de la planta, que se ubica en la localidad de Valdetorres, ya se han iniciado.

Paralelamente a la obra civil, los promotores de la factoría han encargado la construcción de la maquinaria necesaria para producir biodiesel --sustitutivo del gasóleo-- a partir de girasol.

Además, y tras la ampliación de capital de la firma promotora Bioenergética Extremeña 2020, la sociedad habría introducido en su accionariado capital extremeño vinculado a uno de los miembros de la familia Hinojosa, antigua propietaria de Cortefiel, si bien el director general de la compañía, Josep Coll, declinó confirmar este extremo, remitiéndose a la presentación oficial de la factoría que tendrá lugar en enero. En principio, la planta contará con una inversión de 16 millones de euros, de los que dos millones son subvenciones de incentivos regionales aprobados por el Ministerio de Economía en el 2004. La mayor parte de la inversión (12,6 millones) corresponde a la maquinaria.

 

60.000 TONELADAS En esta primera fase la producción anual de biocombustible será de 60.000 toneladas, para lo que se utilizarán unas 145.000 toneladas de semillas de girasol. Además, se obtendrán subproductos como tortas de harina para alimentación del ganado, glicerina que puede ser utilizada con fines farmacéuticos y abonos de potasio. Estas instalaciones ocuparán de inicio unas cuatro hectáreas del paraje conocido como El Egido, aunque disponen de otras seis hectáreas para ampliar la actividad.

La creación de empleo directo se sitúa en 72 puestos de trabajo. En cuanto al indirecto, los promotores indican que la cuantificación es muy difícil, ya que habría que contabilizar tanto el número de agricultores que se acogiesen a los contratos para producir girasol para esta planta --pudiendo de este modo cobrar la retirada de tierras de la PAC y beneficiándose de contratos a largo plazo con la compra de su producción garantizada-- como las personas que trabajen en el procesado de los subproductos en industrias auxiliares.

En la segunda fase, la inversión será de siete millones de euros, lo que permitiría elevar la producción hasta las 250.000 toneladas anuales de biodiesel, utilizando alrededor de 600.000 toneladas de semillas, según consta en la declaración de impacto ambiental aprobada en junio pasado por la Junta.

El combustible obtenido, aunque puede ser utilizado directamente, se comercializaría mezclado con el gasóleo convencional (70% de gasóleo y 30% de biodiesel).

La ventaja de este biocaburante --al margen de su casi nulo contenido en emisiones contaminantes-- se deriva del hecho de que está exento de los impuestos especiales según una directiva de la UE, lo que compensa de sobra el mayor coste de producción. Además, el precio no estaría sometido a vaivenes de mercado en terceros países.

Periódico Extremadura:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/seccion.asp?Pkid=100

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres