Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Día de la No Violencia y la Paz (NOTA INFORMATIVA)

Día de la No Violencia y la Paz (NOTA INFORMATIVA)

ALTERNATIVA JOVEN DE EXTREMADURA SE SUMA AL DIA DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ

Coincidiendo con la celebración el próximo lunes, 30 de enero, del Día escolar de la No Violencia y la Paz en conmemoración de la fecha de la muerte de Mahatma Gandhi, la asociación juvenil ALTERNATIVA JOVEN DE EXTREMADURA quiere compartir con la opinión pública su punto de vista sobre los últimos casos de violencia juvenil detectados en nuestro país, que crean una alarma social.

Valoración asociativa

En primer lugar, ALTERNATIVA JOVEN DE EXTREMADURA se manifiesta contraria a cualquier tipo de conducta violenta con independencia de sus autores y víctimas, pues la violencia siempre genera más violencia. Pero si observamos con preocupación que se está creando un clima social de criminalización en torno a los jóvenes, debido a los últimos hechos trágicos reflejados en los grandes titulares de los medios informativos en España. ALTERNATIVA JOVEN DE EXTREMADURA considera que tales casos son puntuales, y que no responden a una ola de violencia entre adolescentes y jóvenes, quienes por diferentes circunstancias personales y ambientales presentan estos problemas de conductas agresivas y antisociales. 

Frente a esta alarma social provocada por esta corriente de opinión extendida en parte de la sociedad, en especial entre el segmento de edad adulta, ALTERNATIVA JOVEN DE EXTREMADURA expresa públicamente su malestar por lo injusto que representa esta forma de pensar sobre la actual generación de jóvenes que valora mayoritariamente el hecho positivo de convivir en libertad y democracia; aunque haya algunos sectores sociales, políticos y mediáticos que pretendan desprestigiar interesadamente el marco constitucional que nos garantiza la justicia y la igualdad para todos los españoles.

Situación actual

ALTERNATIVA JOVEN DE EXTREMADURA lleva años analizando distintos aspectos relativos a la realidad juvenil, y en este caso de la mal denominada “violencia juvenil”, convergen dos factores ambientales que predisponen a algunos jóvenes con determinados rasgos en su personalidad a actuar con violencia y agresiva contra sus compañeros de clase, familiares y elementos del entorno próximo. Por un lado, el grado de hipocresía y la permisividad social sobre determinadas conductas antisociales que se observan en los terrenos de juego protagonizados por famosos deportistas, en algunos programas y series televisivas emitidos en horario infantil-juvenil, a la carga de contenidos agresivos que transmiten algunos juegos de ordenador y video consolas, etc., que resultan necesarios para alcanzar el éxito personal en una sociedad muy competitiva.

Por otro, estaría la sobreprotección familiar que algunos padres/madres ofrecen a sus hijos/as con todo tipo de bienes y servicios a su disposición desde edades muy tempranas, como si se tratara de un sustitución de afecto a cambio de productos materiales, que suplen las carencias debidas a la no asunción del papel de progenitores en el proceso de formación de sus hijos/as. Esto es fruto del consumismo que asimilamos desde nuestra infancia, que nos prepara como futuros consumidores, en vez de ciudadanos y ciudadanas.     

Igualmente, hasta ahora la “violencia juvenil” era asociado a grupos de jóvenes marginales que presentaban características comunes: familias desestructuradas, violencia doméstica, víctima de abusos sexuales, fácil contacto con las drogas, entorno de marginación social, delincuencia organizada, etc. Sin embargo, la realidad demuestra que la violencia se presenta entre los adolescentes y jóvenes de núcleos familiares acomodados que cuentan con acceso a los recursos normalizados y que se amparan en redes sociales que minimizan las consecuencias de sus comportamientos agresivos hacia otras personas ajenas a estos círculos sociales. Esta “generación de la llave al cuello” no ha recibido refuerzos positivos que incidan en un cambio de conductas en el hogar, pues todo se acepta por agradar al menor y a su familia, y donde la delegación de la funciones educadoras son transferidas a los profesionales de la enseñanza en sus colegios e institutos. 

Estrategias de resolución

Ante tal coyuntura, existen muchas estrategias que podrían implementarse con la colaboración de los padres/madres, el profesorado y los propios jóvenes.

Los padres/madres deben asumir su corresponsablidad paterna/materna en la educación de sus hijos/as, dando buen ejemplo con sus conductas en la vida cotidiana, haciéndoles valorar el nivel de bienestar familiar que gozan en su hogar, y consesuando entre ambas partes unas reglas míninas de convivencia que incidan en valorar el esfuerzo y la disciplina por alcanzar metas personales.

En cuanto al profesorado hacer cumplir de forma didáctica un conjunto de normas y valores que expresan el consenso, la racionalidad, la libertad, el respeto a los demás y la solidaridad, como cimientos de una sociedad democrátiva de la que los niños y adolescentes forma parte a través de su aprendizaje en igualdad. Los centros educativos son la clave del éxito educativo y social para formar nuestras futuras generaciones de hombres y mujeres, desde la educación para la ciudadanía.

Por último, estaría la toma de conciencia del joven de querer convivir en sociedad y comprometerse con los demás, mediante su participación en asociaciones juveniles, entidades culturales, equipos deportivos, organizaciones sociales,..., que resultan una vía idónea para generar una ciudadanía global, crítica e intercultural, activa y responsable.

Extremadura

Nuestra Comunidad autónoma cuenta con una juventud que goza de un buen sentido de responsabilidad cívica, de la que nuestras autoridades públicas competentes en materia de enseñanza pública y seguridad ciudadana podrían dar fe, y puesto de manifiesto en determinadas ocasiones donde los jóvenes han protagonizados otros titulares mediáticos con la práctica de actitudes de defensa ambiental frente a incendios forestales y desastres ecológicos, ayuda solidaria hacia los damnificados por catástrofes naturales fuera y dentro de nuestras fronteras, expresando su respulsa unánime contra el terrorismo y la guerra, etc., en definitiva, siendo consciente de las consecuencias de éstas u otras problemáticas, y sabiendo actuar de forma organizada para buscar soluciones eficaces.

De cualquier manera, no se debería bajar la guardía para prevenir desde la edad infantil estos comportamientos violentos que perjudican la imagen social del joven, mediante la intervención de los padre/madres en el hogar familiar, el profesorado en los centros educativos, y los poderes públicos desarrollando políticas de juventud adecuadas a sus necesidades y demandas como ciudadanía. 

Enero 2006

Fdo. Daniel Cambero Rivero

COORDINADOR ALTERNATIVA JOVEN DE EXTREMADURA

www.alternativajoven.org

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres