Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

CNT reivindica la restitución de su patrimonio expoliado por el franquismo

CNT reivindica la restitución de su patrimonio expoliado por el franquismo

•Este patrimonio comprende: inmuebles, bienes muebles y mejoras, cuentas
bancarias y fondos documentales.
•Los días 30 y 31 de enero miembros del Comité Nacional entregaron en el
Ministerio de Trabajo la documentación acreditativa de dicho patrimonio.
•Hasta ahora la CNT se ha visto discriminada por los sucesivos gobiernos de
la democracia en cuanto a la devolución del Patrimonio Sindical Histórico
(PSH)
•Parte de los “papeles de Salamanca” entregados a la Generalitat
pertenecieron a CNT y organizaciones afines.

Este año se cumple el 70 aniversario del comienzo de la Guerra Civil
Española.  A pesar del tiempo transcurrido y los más de 30 años desde la
muerte del Dictador las organizaciones que se enfrentaron al levantamiento
militar contra la II República y la clase trabajadora todavía no han visto
restituido íntegramente el patrimonio que les fue expoliado en virtud del
Decreto franquista de 13 septiembre de 1936, y normativas posteriores, que
ilegalizaba a las organizaciones sindicales españolas.

El Real Decreto-Ley 13/2005, de 28 de octubre, modifica la Ley 4/1986 que
regula cesión de bienes de patrimonio sindical acumulado y la restitución del
patrimonio sindical histórico, para facilitar y agilizar esta devolución
a “quienes se vieron injustamente desposeídos de sus bienes y derechos” que
además “siguen sin ver reparada esta injusticia”.   A tal efecto se facilita
el procedimiento de acreditación de los bienes pues la ley inicial
establecía “exigencias que no tuvieron en consideración las especiales
circunstancias derivadas de la existencia de una guerra civil y un largo
período posterior de dictadura” y se establece como fecha límite de
presentación de expedientes reclamadores el 31 de enero de 2006.

La reclamación de la CNT

Entre los días 30 y 31 de enero miembros del Comité Nacional de la CNT
entregaron en la sede del Ministerio de Trabajo en Madrid 30 cajas con más
40.000 hojas en documentos acreditativos de la titularidad de 3.000 cuentas
bancarias, 1.600 inmuebles, 350 bienes muebles y mejoras y 30 imprentas. 
Estas cifras nos hacen recordar que la CNT llegó a tener durante la Guerra
Civil unos 2 millones de afiliados siendo desde antes del 18 de julio la
organización sindical más importante de España. 

Así mismo han sido varias las reuniones mantenidas por parte de Rafael
Corrales, Secretario General de la CNT, con diversos representantes de los
Ministerios de Cultura y el de Defensa para reclamar la
devolución de los archivos y fondos documentales requisados durante el
franquismo y que sirvieron para dirigir la represión sobre la clase
trabajadora española. 

El 24 de noviembre de 2005, en reunión con el Director General del libro,
archivos y bibliotecas y con el Subdirector General de Archivos del Estado,
se exigió que no se disgregara la documentación de CNT y organizaciones
afines depositada en el Archivo de la Guerra Civil de Salamanca y que tras la
Ley 21/2005 de 17 de noviembre podría ser entregado a la Generalitat de
Cataluña, pasando por alto el expediente administrativo pendiente de
resolución que reclama parte de la documentación que definitivamente se ha
entregado a la Generalitat la semana pasada.  De hecho, desde ayer permanecen
expuestos en el Palau Moja de Barcelona legajos de dicho archivo que fueron
expoliados a la CNT y sus organizaciones afines de Cataluña, injusticia
histórica que parece empeñado en perpetuar el Gobierno Catalán.

Recientemente, el 2 de febrero, se produjo otra reunión, ahora con el
Subdirector de Patrimonio y con el Jefe del Área de Gestión de Archivos en la
sede del Ministerio de Defensa de Madrid, para negociar la devolución de los
fondos documentales depositados en el Archivo Militar de Ávila.  El
Secretariado Permanente del Comité Nacional de CNT “valora positivamente esta
reunión, así como la disposición del Ministerio, abierta al dialogo y a la
transparencia de su gestión” habiéndose comprometido el Ministerio a
facilitar copia de la documentación que aún obra en su poder pues por Orden
Ministerial de 27 de febrero de 1987, siendo Ministro de Defensa, el
socialista Narcís Serra, se entregó a la Fundación Pablo Iglesias parte del
archivo que antes de la Guerra Civil perteneció a la CNT.   El Secretario
General, Rafael Corrales, ya ha solicitado entrevistarse con el Presidente de
la Fundación adscrita al PSOE para que le sean restituidos a la CNT los
documentos que legítimamente le pertenecen.

Trato discriminatorio hacia la CNT

Desde los distintos Comités Nacionales que han dirigido la investigación y
reclamación del patrimonio histórico se ha venido denunciando la clara
discriminación que frente a la UGT ha sufrido la CNT en todo el proceso de
devolución.  Así en virtud de la Ley 4/1986 que regula cesión de bienes de
patrimonio sindical acumulado y la restitución del patrimonio sindical
histórico la CNT ha recibido 248 millones de pesetas frente a los 4.000 de la
UGT (o sea 20 veces más) y, posteriormente en 1999, 7 locales, mientras que
el PP le devolvió a la UGT 39 locales entre 1999 y 2002.   El Secretariado
Permanente del Comité Nacional denuncia que “a la CNT no se le dio
participación alguna en las valoraciones, ni en los expedientes” siendo el
Gobierno quien “decidió unilateralmente compensar los bienes y no
reintegrarlos [los 38 locales de la primera devolución]”

Según los cálculos de los técnicos del Ministerio de Trabajo y Asuntos
Sociales, a la UGT le corresponderían, por el procedimiento de reclamación
que concluyó el 31 de enero, otros 151 millones de euros mientras que a la
CNT unos 3,7 millones, es decir 50 veces menos que a la otrora más pequeña
central sindical.  Además, el Real Decreto Ley 13/2005 se aprobó el 24 de
noviembre, seis días antes de que venciera el crédito concedido por el ICO
con el que la UGT sufragó la deuda por el escándalo de las viviendas PSV-
IGS.  Curiosamente el crédito asciende a la cifra de unos 144,6 millones de
euros.

La reclamación en Extremadura

Entre los expedientes entregados a finales de enero en el Ministerio de
Trabajo hay 227 que se refieren a bienes expoliados por el franquismo en
Extremadura.  Los bienes que reclama la CNT en Extremadura son  68 cuentas
bancarias, 139 inmuebles y 20 bienes muebles y mejoras.  La presencia
cenetista en Extremadura se remonta a la misma fundación de la CNT en 1910 y
ha contado con importantes sindicatos y núcleos de actividad sindical como
Navalmoral de la Mata, Plasencia, Jarandilla de la Vera, Azuaga, Fuente de
Cantos, Mérida y Badajoz.

Aparte de los bienes reclamados ante el Ministerio de Trabajo la CNT ha
intentado infructuosamente que se le reconozca el derecho a disfrutar del uso
de las Cámaras Agrarias Locales que se extinguieron tras la Ley 3/1997 de 20
de marzo y que supuestamente serían usadas para fines y servicios de interés
general agrario las que no fueran devueltas a las organizaciones políticas y
sindicales expoliadas durante el franquismo en Extremadura.   En esta
situación se encontrarían unos 40 inmuebles que fueron requisados por el
bando nacional al PSOE, la UGT y la CNT y que pasaron a ser parte de la red
de Cámaras Agrarias. 

Ya en 1997 una delegación de la CNT encabezada por José María Salguero,
Secretario General de CNT Extremadura por aquel entonces, se entrevistó con
Eugenio Álvarez, a la sazón Consejero de Agricultura de la Junta de
Extremadura.  El entonces consejero se comprometió a mantener a la CNT
informada de todo el proceso de devolución y a invitar a la organización
sindical a participar de la mesa negociadora que se constituiría a tal
efecto.   Nada de eso se ha producido y la Consejería de Agricultura ni
siquiera se ha dignado a contestar las peticiones de audiencia realizadas por
la CNT.  De hecho, a finales de diciembre nos enteramos por la prensa de que
los últimos 37 inmuebles que pertenecieron a las cámaras agrarias serían
cedidos por la Junta a diversos ayuntamientos de la Región.

Para finalizar

La CNT exige “que se le devuelva su patrimonio ya, que no se le discrimine
nuevamente respecto a ninguna organización y que no se use el patrimonio
sindical histórico como instrumento de favor político”.  Además, según los
acuerdos del VIII Congreso Confederal (Granada 1995) la restitución y/o
devolución de todos los bienes será destinada la creación de una
infraestructura que permita desplegar una actividad sindical independiente
del poder político y económico, tal como fue el deseo de nuestros abuelos
que “se dotaron de los instrumentos materiales que les daban autonomía y que
no les hipotecaban respecto a ningún poder”.  La CNT, fiel a su independencia
no recibe subvenciones, tan sólo reclama lo que le fue expoliado durante la
Guerra Civil y que había sido creado gracias al esfuerzo de cientos de miles
de humildes trabajadores.  Aquel fatídico episodio de la Historia española no
se cerrará mientras una sola de las partes implicadas siga sufriendo las
consecuencias de aquel levantamiento militar contra la legalidad republicana.

Confederación Nacional del Trabajo CNT-AIT
Sindicato de Oficios Varios de Cáceres
C/ Pizarro, 1-2º
10003 Cáceres
Telf./Fax 927 240523
www.cnt.es/extremadura

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Un ciudadano -

Quiero mostrar mi apoyo a la gente de la CNT a la que aclaro que no pertenezco, es vergonzoso como los políticos aprovechan esto para primar a los sindicatos fieles (a ellos que no a los trabajadores) como UGT, que se han convertidos en un brazo de la administración, que generalmente se dedican a justificar lo que hacen nuestros políticos y a apaciguar a los trabajadores para que no protesten. Mientras sus representantes se enriquecen en muchos casos sin dar un palo al agua.
Se les tenía que caer la cara de verguenza. Ya va siendo hora de que se haga justicia y se devuelva a CNT lo que se le expolió.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres