Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Nos estáninSurGente.- El agua del grifo de Cáceres, Ciudad Real, Zamora, Ávila, Murcia y parte de Alicante no es potable, porque se han detectado un exceso de los cancerígenos trihalometanos. En cuanto a la turbidez, partículas que, además del rechazo visual, pueden actuar impidiendo la acción de los productos desinfectantes de la planta potabilizadora, se ha encontrado en las muestras de Ávila (norte), San Sebastián, Orense y Huesca. La geosmina, que genera sabor desagradable, típico a tierra o humedad, se ha encontrado en las muestras de Bilbao, Alicante, León, Valencia, Murcia y Santander. Así se desprende un estudio sobre la calidad y precio del agua de grifo en 50 capitales de provincia realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Si quieren conocer la preocupante noticia completa, hagan clic en "leer más" y, si tienen sed, sírvanse un vasito de whisky o, mejor, de un buen ron cubano. meando y dicen que llueve

Nos estáninSurGente.- El agua del grifo de Cáceres, Ciudad Real, Zamora, Ávila, Murcia y parte de Alicante no es potable, porque se han detectado un exceso de los cancerígenos trihalometanos. En cuanto a la turbidez, partículas que, además del rechazo visual, pueden actuar impidiendo la acción de los productos desinfectantes de la planta potabilizadora, se ha encontrado en las muestras de Ávila (norte), San Sebastián, Orense y Huesca. La geosmina, que genera sabor desagradable, típico a tierra o humedad, se ha encontrado en las muestras de Bilbao, Alicante, León, Valencia, Murcia y Santander. Así se desprende un estudio sobre la calidad y precio del agua de grifo en 50 capitales de provincia realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Si quieren conocer la preocupante noticia completa, hagan clic en "leer más" y, si tienen sed, sírvanse un vasito de whisky o, mejor, de un buen ron cubano. meando y dicen que llueve inSurGente.- El agua del grifo de Cáceres, Ciudad Real, Zamora, Ávila, Murcia y parte de Alicante no es potable, porque se han detectado un exceso de los cancerígenos trihalometanos. En cuanto a la turbidez, partículas que, además del rechazo visual, pueden actuar impidiendo la acción de los productos desinfectantes de la planta potabilizadora, se ha encontrado en las muestras de Ávila (norte), San Sebastián, Orense y Huesca. La geosmina, que genera sabor desagradable, típico a tierra o humedad, se ha encontrado en las muestras de Bilbao, Alicante, León, Valencia, Murcia y Santander. Así se desprende un estudio sobre la calidad y precio del agua de grifo en 50 capitales de provincia realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Si quieren conocer la preocupante noticia completa, hagan clic en "leer más" y, si tienen sed, sírvanse un vasito de whisky o, mejor, de un buen ron cubano.


Agencias.- El agua del grifo de Cáceres, Ciudad Real, Zamora, Ávila, Murcia y parte de Alicante no es potable, porque se han detectado un exceso de trihalometanos. Así se desprende un estudio sobre la calidad y precio del agua de grifo en 50 capitales de provincia realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En las muestras de agua, recogidas en otoño, se detectaron trihalometanos, unos compuestos que surgen como reacción de la materia orgánica que transporta el agua sin tratar con el cloro empleado en la planta potabilizadora para su desinfección. Según la OCU, está demostrado que su ingesta en cantidades excesivas y de forma continuada "causa daños hepáticos y renales". Según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, dos de estos compuestos, el cloroformo y el bromodiclorometano, son "posiblemente cancerígenos".

El límite de trihalometanos establecido por la legislación vigente es de 150 microgramos por litro. En las seis ciudades citadas lo supera. En otras quince se superan los 100 microgramos/litro, límite recomendado por los expertos para garantizar la protección sanitaria de los consumidores y que será lo máximo permitido a partir de 2009.

La OCU considera "lamentable" la presencia de trihalometanos en el agua de consumo porque ya advirtió en 2002 del problema de estas sustancias y porque la solución consiste en instalar filtros de carbón activo en la planta potabilizadora. Además, califica de "sospechoso" que las distintas Administraciones no se preocupen de facilitar al consumidor "una información actualizada, clara y precisa sobre el origen y el estado del agua que bebe, como obliga la ley". La OCU ha remitido las conclusiones del estudio a las Administraciones competentes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres