Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Santo de su devoción

Santo de su devoción

El "sindicato del pelotazo" sale al paso del escándalo que ha provocado en la opinión pública extremeña la confirmación de que se va a contratar a cientos de trabajadores extranjeros en la ampliación de la Siderúrgica Balboa. Antonio Cid de Rivera (el periodista que se llevó el premio de la Cámara de Comercio por dar la primicia de la refinería en un artículo en el que aseguraba que NO CONTAMINARÍA NADA) ejerce una vez más de hagiógrafo oficial del señor Gallardo. En su publirreportaje de este domingo, ensalza la audacia del empresario jerezano: "los técnicos del Ministerio confesaron en voz alta que tomaron a los empresarios extremeños de locos e iluminados. Es más, cuando se fueron incluso hicieron bromas de cómo eran los de Extremadura queriendo montar, en plena crisis del sector, una industria de estas características y encima en el interior de la península, donde no había tradición en este tipo de negocio, ni puerto de mar ni comunicaciones adecuadas".
Tras una extensa lisonja, Cid exonera al empresario de toda responsabilidad en la contratación de los obreros tailandeses: "Gallardo desconoce este extremo dado que no le compete; este grupo se limita a contratar una empresa especializada, lo mismo que hizo en 1992 cuando montó la primera siderúrgica y llegaron en torno al medio centenar de trabajadores. No obstante, la manera de proceder de 'Danieli' es siempre la misma, trasladar a sus operarios especializados allá donde obtiene un contrato. Un día los tiene en Asia y un año más tarde en Europa".
El hagiógrafo rezuma devoción gallardil hasta en los puntos y las comas, y desgrana con maestría narrativa los aspectos técnicos más vistosos de la obra en construcción, llegando incluso a seguir la pista de la chatarra que alimenta la siderúrgica (la mayor parte viene de Rusia, donde no saben cómo deshacerse de los despojos industriales de la extinta Unión Soviética -¡¡¡al loro con los que puedan ser radiactivos, que son los primeros que sueltan!!!-). Sin embargo, se olvida de mencionar -con insultante descaro, por cierto- las consecuencias que ha deparado la siderúrgica en el medioambiente y la salud de los jerezanos. En menos de diez años, la zona en que se construyó se ha convertido en la más contaminada de Extremadura y se encuentra entre las 11 más contaminadas de España. Tras su monstruosa ampliación, es posible que logre colocarse en primer lugar.
En el publirreportaje se le ha escapado un dato que igual molesta al sindicato. Según Cid, a principios de los noventa el chatarrero Gallardo comenzó a mover los hilos del proyecto que lo catapultaría a ser al hombre más poderoso de Extremadura. Si hilvanamos esta información con otras más comprometedoras se puede constatar que la meteórica ascensión del grupo coincide en el tiempo con la desproporcionada implicación de la Junta en su desarrollo (en detrimento de otros proyectos industriales).Si no recuerdo mal, desde principios de los noventa el Grupo Gallardo se ha llevado el 74% de las subvenciones a la industria concedidas por la Junta, amén de recibir numerosas "ayuditas" para solventar problemas legales (como la expropiación de los terrenos sobre los que se asienta la siderúrgica) e incluso para sofocar algún que otro conato de revuelta entre sus trabajadores.Tal y como publicaba El Mundo el 13 de junio de 2005 (ver página 13): "La Junta de Extremadura y las empresas de Alfonso Gallardo tienen unos cuantos tropiezos a sus espaldas: en 2001, el Tribunal de Cuentas condenó a Suministros Auxiliares a la Industria Extremeña, propiedad de Gallardo, a devolver 104 millones de pesetas que había recibido de la Junta irregularmente por medio de una empresa ficticia. El PP lamentó que Gallardo recibiera de media, entre 1992 y 1997, el 74% de las ayudas de Fomento.
En 2000, el Supremo consideró ilegal la expropiación que hizo la Junta para la construcción de Siderúgica Balbao, cuyo dueño es Gallardo, y obligó a devolver los terrenos al anterior propietario.En 2004, el TSJ de Extremadura anuló la decisión de la Junta de intervenir como árbitro en un conflicto entre los trabajadores y la Siderúrgica Balboa. La Junta dijo que la huelga afectaba a la economía de la región
".
Cid no menciona ni una sola palabra de estos y otros asuntos. No es de extrañar. Gallardo es santo de su devoción.

Extraído de la Extremadura Ausente: http://extremadurausente.blogspot.com/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres