Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Ecologistas en Acción denuncia que el trasvase de aguas del Guadiana al Guadalquivir para abastecer la Mina de Aguablanca en Monesterio contaminará las aguas de abastecimiento a EMASESA Y ALJARAFESA procedentes del Rivera del Cala.

Ecologistas en Acción denuncia que el trasvase de aguas del Guadiana al Guadalquivir para abastecer la Mina de Aguablanca en Monesterio contaminará las aguas de abastecimiento a EMASESA Y ALJARAFESA procedentes del Rivera del Cala.  Sierra Norte, 17 de Octubre de 2006.

Ecologistas en Acción exige un pronunciamiento de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir como responsable de la calidad de las aguas del Rivera del Cala donde irán a parar las aguas contaminadas por la actividad de la Mina de Aguablanca.

La Mina de Aguablanca pretende que se le trasvase agua desde la presa de Tentudía a pesar de la escasez de agua en la Comarca de Tentudía, que viene padeciendo restricciones en el suministro de agua.

La multinacional minera necesita el agua para abastecer la mina, agua de la que no se dispone ni pàra garantizar el abastecimiento urbano, este agua se utiliza para el lavado de los materiales mineros y tras su uso quedará almacenada como aguas contaminadas con metales pesados,y vertidas a la rivera del Cala.

La empresa Río Narcea encargó la construcción de una conducción directa desde el Embalse de Tentudía hasta la mina; o sea, desde un embalse ubicado en la Cuenca Hidrográfica del Guadiana hasta otro, emplazado en la del Guadalquivir, lo que de hecho es un trasvase entre cuencas hidrográficas, no previsto en el Plan Hidrológico Nacional. Esta obra precisa de  Estudio de Impacto Ambiental y de la declaración favorable emitida por la administración competente, lo cual no ha sido realizado. Son  aproximadamente 18 kms. de conducción ya construida y en servicio que suministra la escasa agua a una mina, en lugar de garantizar el abastecimiento urbano, prioridad reconocida en todos los Planes de Cuenca, con el agravante de que está suponiendo una contaminación grave de la cuenca receptora, en este caso aguas del embalse de Cala que tras su aprovechamiento hidroeléctrico se incorpora a las reservas de EMASESA.

Esto supone una gravísima dejación de funciones de los funcionarios y políticos implicados, o más bien, una presunta prevaricación en la que se ha favorecido de forma ilegal e injusta a una multinacional extranjera en perjuicio de los habitantes de la comarca y por la que se pone en peligro el suministro de agua de más de un millón de personas.

Tanto Ecologistas en Acción en Extremadura y de Andalucía, como un buen número de ciudadanos particulares presentaron un total aproximado de 50 alegaciones a la concesión de esta agua a la mina; a cuya resolución no ha esperado la empresa para hacer uso de la conducción, en una política de hechos consumados a la que ya estamos acostumbrados (la mina se estuvo construyendo sin licencia de obras durante unos dos años).

Para la ratificación de alegaciones la Confederación del Guadiana convocó un acto de confrontación en la Presa de Tentudía el pasado 6 de octubre.
A este acto asistieron representantes de Ecologistas en Acción de Extremadura y de Andalucía, un ciudadano alegante a título particular, representantes de la empresa, el propio presidente de la mancomunidad (con una actitud de defensa de los intereses de la empresa más que sospechosa para los ecologistas) y el funcionario de la Confederación Hidrográfica del Guadiana responsable del expediente. Los asistentes se ratificaron en sus alegaciones y solicitaron que se les enviara copia de futuras variaciones en el proyecto para estudiar nuevas alegaciones a este atropello a las necesidades fundamentales de los ciudadanos y al medio ambiente.

El representante de Ecologistas en Acción de Andalucía llamó la atención sobre la ausencia de representante de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir pidiendo se reflejara en el acta y entre otros aspectos puso de manifiesto su preocupación por los graves daños ambientales que esta empresa ha producido en la rivera del Cala, que se agravarán en el futuro si se deja que sigan usando aguas de Tentudía para contaminar aún más el rivera del Cala, río del que se abstece las empresas públicas responsables del suministro de agua potable a todo el área metropolitana de Sevilla y del Aljarafe.

Ecologistas en Acción ha solicitado un informe a la C.H. del Guadalquivir sobre la situación del Cala y un estudio de todas las entradas de agua a la mina, y la que queda almacenada, para comprobar toda la que vierten a la ribera.



www.ecologistasenaccion.org/sevilla
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres