Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

IU acusa a CC.OO. de ocultar un informe contra la refinería por presiones de la Junta

El texto afirma que la nueva industria puede provocar «efectos dañinos notables» sobre el medio ambiente de Tierra de Barros y la salud de las personas de esta zona

JOSÉ ENRIQUE PARDO

MÉRIDA. Los defensores de la instalación de una refinería en la comarca de Tierra de Barros (Badajoz) recibieron ayer un jarro de agua fría al confirmarse la existencia de un informe interno de la Secretaría Confederal de Medio Ambiente de CC.OO. en el que se desaconseja el apoyo a esta industria y se aboga por las energías renovables como apuesta estratégica de futuro que crea el mismo empleo que las refinerías y no contamina.

Hasta ayer, la existencia de ese informe contra la refinería, promovida por el Gobierno de Rodríguez Ibarra, era sólo un rumor y la dirección regional de CC.OO. había evitado confirmarlo a los medios de comunicación. Sin embargo, desde el sindicato se filtró a la dirección regional de Izquierda Unida, que acusó a CC.OO. de haber «secuestrado» el texto por presiones de la Junta de Extremadura.

En el informe, de unas 20 páginas, se asegura, por ejemplo, que la instalación de una refinería en la Comunidad «incrementará notablemente» tanto el impacto de este tipo de industrias sobre el medio ambiente como «los efectos dañinos sobre la salud de las personas», así como «los riesgos para la seguridad de los trabajadores». «Y todo eso a pesar de que la nueva instalación incorporara las mejores técnicas disponibles para minimizar dicho impacto», añade el informe.

Contaminación de las plantas

En lo que respecta a los efectos de la refinería sobre la salud de los habitantes del entorno, el texto de la dirección nacional de CC.OO. no especifica dicho impacto, pero describe la peligrosidad de los componentes químicos del crudo. En cuanto al efecto sobre la actividad agraria de la zona donde se quiere instalar la refinería -la comarca olivarera y vitivinícola de Tierra de Barros-, el informe afirma que «las plantas muestran una especial sensibilidad a gran parte de los contaminantes del aire emitidos por una refinería y sufren daños significativos a concentraciones mucho más bajas que las necesarias para causar efectos perjudiciales sobre la salud humana y animal».

Por todo ello, los técnicos de Comisiones Obreras apuestan por las energías renovables, convencidos de que este tipo de energías generan el mismo número de empleos que una refinería, pero con menor inversión económica y menor contaminación. Así, abogan por la producción de biocombustibles, porque, aseguran, «desarrolla un tejido productivo sostenible de calidad, industrial y agroindustrial, innovador y adaptado a las tendencias energéticas del futuro».

No obstante, el informe reconoce que el proyecto de refinería representa para Extremadura supone la mayor inversión industrial planteada en la región, con la creación de empleo que eso conlleva, pero considera necesario que se estudien también «los eventuales efectos negativos sobre la actividad agraria y agroindustrial presente en el área de instalación, que en este caso incluye una producción con Denominación de Origen que alberga 90 empresas vitivinícolas».

Caza de brujas

Tras la difusión del informe, Izquierda Unida acusó ayer a la dirección regional de Comisiones Obreras en Extremadura de haber «secuestrado» ese documento al conocimiento de sus afiliados por presiones de la propia Junta de Extremadura y de estar más interesados «en descubrir al filtrador que en analizar las conclusiones del informe».

En ese sentido, Izquierda Unida subraya que las conclusiones del informe son «claramente desfavorables» a la construcción de la refinería que proyecta el Grupo Gallardo en Extremadura, con «la ayuda económica y política de la Junta de Extremadura». Según esta formación política, los técnicos del sindicato que han elaborado el estudio han dado una auténtica lección al Gobierno extremeño al recordar que «apoyando las energías renovables se crea más empleo que con una refinería, y además con una menor inversión».

El Ejecutivo extremeño, según IU, va a gastar mucho dinero en apoyar un negocio privado bastante rentable en lugar de fomentar energías alternativas más acordes con la riqueza natural de la región. «Ayer mismo el PSOE rechazó en el Parlamento regional un plan de apoyo a las energías renovables», aseguraron.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres