Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

El Congreso de los Diputados da el visto bueno a un estudio epidemiológico en torno a las centrales nucleares

El Congreso de los Diputados da el visto bueno a un estudio epidemiológico en torno a las centrales nucleares El Congreso de los Diputados ha decidido por aclamación la realización
de un estudio epidemiológico en torno a las centrales nucleares
auspiciado por el Ministerio de Sanidad. Con esto se cumple una antigua
reivindicación de los grupos antinucleares para poner de manifiesto el
verdadero efecto sobre la salud de las personas que viven próximas a
centrales e instalaciones nucleares.

El Congreso de los Diputados se ha hecho finalmente sensible a la
reivindicación histórica del movimiento antinuclear en general y de
Ecologistas en Acción, en particular, para intentar averiguar el efecto
sobre la salud de las instalaciones y centrales nucleares. Por una
mayoría contundente de 303 votos a favor, 1 voto en contra y dos
abstenciones, el Congreso de los Diputados ha aprobado una propuesta de
IU-IC-IV y PSOE para realizar e estudios epidemiológicos en torno a
poblaciones cercanas a las centrales e instalaciones nucleares. Se trata
de esclarecer si tales instalaciones tienen o no un efecto significativo
sobre la salud de las personas que viven en su entorno.

Ecologistas en Acción valora positivamente la asunción de esta vieja
reivindicación por parte del Congreso de los Diputados. Hasta la fecha
existen dos estudios epidemiológicos que contemplan un gran número de
personas realizados en torno a las instalaciones nucleares españolas.
Uno sobre tumores sólidos y otro sobre cánceres sanguíneos realizados
por miembros del Instituto de Salud Carlos III en los años 1999 y 2001
respectivamente. Dichos estudios arrojaban un aumento de cánceres
significativo en torno a las minas de uranio y las fábricas de
combustible nuclear, así como en el entorno de las centrales españolas
más antiguas, Zorita (Guadalajara) y Garoña (Burgos). No obstante, los
autores de dichos estudios se atrevían a poner sobre la mesa las
limitaciones a las que se vieron sometidos: Por un lado se trataba de
estudios sobre la mortalidad, y no sobre la incidencia total del cáncer,
lo cual supone en sí mismo un problema puesto que un porcentaje en torno
al 45% de los cánceres se curan en la actualidad; por otro lado no se
pudieron tener en cuenta los movimientos de población de tales zonas;
finalmente, algunas centrales nucleares no eran lo bastante antiguas
para que hubiera pasado suficiente tiempo para que el cáncer se
manifestara. Los propios autores de los artículos científicos donde se
exponen los resultados de los citados estudios epidemiológicos ponen de
manifiesto estas limitaciones y abogan por la realización de trabajos
que las superen.

Ecologistas en Acción ve con buenos ojos, en sintonía con los autores de
los dos estudios epidemiológicos citados, la realización de estudios que
permitan poner de manifiesto el efecto sobre la salud de las
instalaciones nucleares españolas, sean centrales, minas de uranio o
fábricas de combustible nuclear, que superen las limitaciones citadas
anteriormente. Sería imprescindible un cálculo, siquiera sea aproximado,
de las dosis radiactivas sufridas por cada sector de la población bajo
investigación. Hasta la fecha sólo sirven como patrón los efectos de las
bombas nucleares arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945,
lo cual resulta insuficiente, porque los tipos y dosis radiactivas
recibidas por la población son muy distintas de las que podría sufrir la
población que vive cerca de una instalación nuclear. Sobre todo, existe
hoy en día un profundo desconocimiento de los efectos de las bajas dosis
radiactivas sufridas por las personas durante largo tiempo.

Ecologistas en Acción de Extremadura
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres