Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Los hechos vuelven a dar la razón a la Plataforma contra la contaminación de Almendralejo

Los hechos vuelven a dar la razón a la Plataforma contra la contaminación de Almendralejo

 

 

Hace ya más de un año que la Plataforma Contra la Contaminación de Almendralejo solicitó información a las diferentes administraciones sobre la industria Vinibasa. El motivo: estábamos convencidos de que la misma estaba emitiendo sustancias perjudiciales para la salud de los ciudadanos.


A partir de ese momento se suceden una serie de acontecimientos que parecen sacados de un cuento de niños, dada la falta de seriedad de algunos de los actores. Primero el Concejal de Medioambiente afirmó públicamente que las emisiones de Vinibasa no eran perjudiciales para la salud, según los datos de que disponía el Ayuntamiento. A continuación el Sr. Alcalde nos reconoció personalmente tener esos datos pero, al parecer, al no haberlos confeccionado el Ayuntamiento, no nos lo podía enseñar. Decidimos entonces pedir amparo al Defensor del Pueblo, el cuál admitió a tramite la queja, estando la misma en periodo de información. También solicitamos los datos a la Consejería de Industria, que tras dos reuniones y una notificación previa a la vía judicial, se dignó a mandarnos los análisis de emisión de Vinibasa. En ellos, además de calificar a la industria como incineradora de residuos, se podía leer que los valores máximos autorizados eran sobrepasados por varias de las sustancias medidas. Vinibasa había infringido la ley, pero, pero no tenemos conocimiento de que haya sido sancionada, sino todo lo contrario, defendida públicamente.


El tercer capítulo de la historia es que Vinibasa realiza actividades para las que no tiene licencia. En concreto el tratamiento de vinazas y el almacenamiento de alcohol, según la propia Oficina Técnica del Ayuntamiento. Siendo la primera actividad al menos molesta y la segunda peligrosa, exigimos al Ayuntamiento que cumpliese con su obligación, y no permitiese a la industria realizar las actividades para las que no tuviese licencia, porque se podría estar poniendo en peligro la salud y la integridad física de los ciudadanos. Como respuesta la descalificación de los miembros de la Plataforma, a los que nos tildaron de ignorantes, y de nuevo el apoyo a la industria.


Hace unos días, técnicos de la Junta de Extremadura elaboran un informe que determina que la fuente principal de los olores es la predepuración de las vinazas, es decir una actividad para la que la industria no cuenta con licencia. Último capítulo que cuenta como el equipo de gobierno hace público que el metano, el ácido sulfhídrico y el metil mercaptano son los gases responsables de esos olores, añadiendo como coletilla que la Plataforma se equivocó, que confunde las cosas, que lo que no tiene la instalación es la licencia de obras de la balsa de predepuración. ¿Pero cómo puede ser que lo que ha estado produciendo la mayor parte de estos olores insoportables durante años sea una instalación que no cuenta con licencia de obras?


Pero a pesar de que el Equipo de Gobierno local reconoce estos hechos, es decir, que una instalación ilegal ha estado produciendo olores insoportables a los vecinos, e incluso ha dado una fama de pueblo “fétido” en toda la provincia, no toma la decisión de clausurar la instalación, a pesar de carecer de licencias de actividad y de obras. Al contrario, da un mes de plazo a la industria para que corrija el problema. Además asegura que los gases son inocuos, sin ni tan siquiera contar con datos de cantidades producidas y concentración en la atmósfera. Nuestra “ignorancia” nos hizo buscar información, y esto fue lo que encontramos:


El Metano puede afectar al respirarlo. Niveles altos causan sofocación debido a la falta de oxígeno. Es un gas sumamente inflamable y presenta un severo peligro de incendio y explosión. Ataca la capa de ozono y contribuye a debilitarla. 

Fuente de la información: NJ Department of Health and Senior Services 

www.state.nj.us/health/eoh/rtkweb/1202sp.pdf


El Ácido Sulfhídrico es un gas incoloro, venenoso e inflamable, que huele a huevos podridos a bajas concentraciones, pero a altas no se huele, y por ello es muy peligroso. A baja concentración produce irritación de las mucosas, los ojos y la garganta. Puede causar insuficiencia respiratoria en personas asmáticas. A altas concentraciones se puede perder el conocimiento y pueden quedar secuelas como dolores de cabeza, mala memoria y alteraciones motoras. Los científicos poseen alguna evidencia de que la exposición al ácido sulfhídrico puede aumentar los abortos en seres humanos, aunque sus resultados no son concluyentes. En los niños los efectos son similares, aunque hay que tener en cuenta que este gas es más pesado que el aire y se concentra más a ras del suelo, por lo que los niños están expuestos, por su menor estatura, a mayores concentraciones que los adultos. 


Fuente de la información: Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades. 

http://www.atsdr.cdc.gov/es/es_index.html


El Metil Mercaptano es un gas incoloro de olor parecido a repollo podrido. Se sabe muy poco acerca sus efectos sobre la salud. La única información disponible es acerca de un trabajador expuesto a niveles muy altos de esta sustancia cuando abrió y vació estanques que contenían esta sustancia. Esta persona contrajo anemia, cayó en coma y murió un mes más tarde. Se desconoce si la exposición de larga duración a niveles bajos de metil mercaptano puede producir efectos perjudiciales sobre la salud. 


Fuente de la información: Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades. 

http://www.atsdr.cdc.gov/es/es_index.html


Con esta información la Plataforma se pregunta: ¿Se pueden calificar de innocuos estos gases? ¿Cómo se puede saber qué incidencia tendrán en nuestra salud desconociendo la proporción? ¿Por qué se califican de inocuos? ¿Por desconocimiento? ¿Para tranquilizar a la población?


Sin embargo, nosotros consideramos mucho más peligrosas las posibles sustancias (dioxinas, furanos, metales pesados, sustancias bio-acumulativas, etc.) que se estén emitiendo con la incineración de miles de toneladas de residuos sólidos (orujos agotados) a escasos 250m de los hogares más próximos de la industria. Ya ha quedado claro que las que se miden estaban fuera de control, creemos que esto mismo sucederá con las que no se miden, que tememos sea mucho más complicado conseguir que se haga. ¿Y cómo afectan a la salud de los ciudadanos? La Plataforma ha pedido en un periodo de un año, por cuatro veces a la Junta de Extremadura información sobre estudios epidemiológicos o estadísticos, pero hasta el día de la fecha no hemos recibido contestación.


Dado que no solo no se ha tenido en cuenta nuestras múltiples denuncias al Ayuntamiento, sino que se nos intenta de criminalizar haciendo recaer sobre nuestra asociación una responsabilidad que corresponde a los gobernantes.


Dado que no se han tomados las medidas establecidas por la normativa vigente, y se ha dejado que se realicen actividades que están poniendo en peligro la salud de los ciudadanos.


La Plataforma, a pesar de su voluntad de solucionar estos problemas por la vía administrativa, no tiene más remedio que iniciar el proceso previo a fin de poner los hechos en conocimiento de la justicia, por si de los mismos, por acción u omisión se derivasen responsabilidades penales o administrativas.

Almendralejo 07 de marzo de 2006



Plataforma Contra la Contaminación de Almendralejo


e-mail: almendralejosincontaminacion@yahoo.es

Página web: http://perso.wanadoo.es/plataforma_cc/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres