Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

ALMARAZ SIGUE FALLANDO

ALMARAZ SIGUE FALLANDO Hace solo unos días, la planta atómica de Almaraz ha tenido que volver a detener su producción de energía por fallos en el funcionamiento del sistema de alimentación de los generadores de vapor. Los extremeños no deberíamos olvidar las continuas averías de esta instalación, cuyos generadores de vapor tuvieron que ser sustituidos hace años por los repetidos problemas de fisuras y corrosiones que se venían produciendo, después de negar durante años que esto fuera un problema.

En 2006 se cumple el 20 aniversario del accidente de la central nuclear de Chernobil. El 26 de abril de 1986 tuvo lugar la fusión del núcleo de uno de los reactores. Eso que los propietarios de las plantas atómicas dicen que no puede suceder, provocó una nube radiactiva de efectos devastadores. Hubo que evacuar a casi 150.000 personas, entre las cuales, hubo un aumento de 2.000 casos de cáncer más de lo previsto. Un territorio similar al de Valencia, quedó arrasado y en los próximos años, entre 647.000 y 970.000 personas padecerán distintos tipos de cáncer. Ya han muerto más de 30.000 personas, y al menos 7 millones han sido contaminadas por la radiactividad. Según la OMS morirán 500.000 personas a causa del accidente de Chernobil.

Los continuos fallos de Almaraz, los que comunican con frecuencia al Consejo de Seguridad Nuclear, hacen que dudemos de la correcta respuesta técnica de la CNA ante un grave problema, por ejemplo, una rotura en el circuito primario. Estudios realizados en Francia, en centrales del mismo tipo que Almaraz, han evidenciado un problema grave de aparición de grietas en las tapas de las vasijas de los reactores. Años después de la detección de las grietas, su origen sigue siendo desconocido, el problema sigue siendo un misterio pero, mientras, siguen funcionando 165 reactores nucleares PWR, entre ellos, dos en Extremadura. Pero las compañías eléctricas no quieren parar sus centrales. Admitir que casi la mitad de las centrales nucleares del mundo occidental son peligrosamente susceptibles de que se produzca una fusión del núcleo, podría conllevar un cierre masivo de reactores y una considerable pérdida de los beneficios del negocio eléctrico.

Almaraz se ha convertido ya en un cementerio de residuos radiactivos de alta actividad,  lo que significa la acumulación en ella de grandes cantidades de elementos muy peligrosos, entre ellos Plutonio, cuya vida media es de más de 24.000 años, en unas instalaciones que no reúnen las suficientes medidas de seguridad (ante accidentes o atentados) para su almacenamiento prolongado. Si los romanos hubieran construido una central nuclear en Mérida, después de 2.000 años, todavía quedarían bastante miles de años más para que desapareciera el peligro.¿Puede alguien garantizar una estabilidad total, una vigilancia total durante los próximos 50.000 años?.

Las enormes posibilidades que tiene Extremadura para el desarrollo de las energías renovables, sobre todo la solar, hacen que la existencia de una instalación insegura, peligrosa e innecesaria para nuestra región sea rechazada por una inmensa mayoría de los ciudadanos medianamente informados.

El último Eurobarómetro, presentado recientemente por el Comisario europeo de Energía, revela que el 88% de los ciudadanos de la Unión Europea no considera a la energía nuclear como una solución a la dependencia energética. Según este estudio, los europeos piensan que las autoridades deberían afrontar los problemas de dependencia energética apostando por las energías renovables, la investigación en nuevas tecnologías energéticas y la eficiencia. En esta encuesta, el 96% de los españoles opina que no se debe invertir en energía nuclear.

A la vista de estos datos y evidencias, no parece que sea pedir demasiado cuando reclamamos a nuestros gobernantes que escuchen y antepongan los intereses, la salud y la seguridad de los ciudadanos a la estabilidad económica de unas compañías eléctricas.



ADENEX
Asociación para la Defensa de la Naturaleza
y los Recursos de Extremadura
Plaza de Santo Angel, 1
E-06800 Mérida (Extremadura).
Telf.: 924 38 71 89
Fax: 924 38 73 57
Correo: adenex@adenex.org
Web: www.adenex.org
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres