Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

El pacto nauseabundo

El pacto nauseabundo
Pedro Pecero, destacado miembro del "sindicato del pelotazo" y empresario directamente interesado en que se construya la refinería, invita en las páginas del Periódico Extremadura a un pacto "por la convivencia" que beneficie "a todos los extremeños, en general, y a los vecinos de la zona en particular". El señor Pecero arranca su soflama pro refinera con una negación tajante: "no existe ni un solo estudio que avale que la actividad de las refinerías españolas afecte negativamente a la salud de sus vecinos". El "pacto" al que alude en el titular sólo lo concibe si se construye la refinería y supone un guiño a los agricultores de Tierra de Barros: en otros sitios "conviven" viñas y refinerías y el vino se sigue vendiendo...

En su ¿argumentación?, tira de la experiencia ajena y cita como ejemplo de esa feliz convivencia las viñas del Valle de Ródano y el complejo petroquímico del sur de Lyón (y el norte de Avignon). Si se refiere a las ventas del vino, no puedo más que darle la razón: los caldos del Ródano se siguen vendiendo (aunque el sector está en crisis por culpa de la caída de la demanda interna y el alto precio del vino francés en el mercado internacional).

Basándome en mi propia experiencia puedo decir que he pasado más de una vez junto al complejo petroquímico de Lyón y que resulta nauseabundo. Durante una eterna quincena de kilómetros uno sólo piensa en aguantar las arcadas mientras pisa a tope el acelerador desafiando los temidos "fotomatones" que vigilan este tramo de la A-7, la famosa (en Europa) autopista del sol. Cuando el viento sopla del sur, los habitantes de "La Confluence", deben soportar el intenso olor a vómito que exhala la refinería... y los índices de polución se disparan en toda la ciudad. Por cierto, Lyon no llega al millón de habitantes y tiene mayores índices de contaminación que la aglomeración de París, donde residen 12 millones de personas.

Aquí dejo un enlace escogido al azar (hay muchos en google.fr) de un estudio sobre la incidencia de la contaminación en la salud y en la mortalidad de los habitantes de Lyón y otras ciudades europeas. Aunque todo está muy matizado, se afirma por ejemplo que "ces polluants n'agissent pas comme des causes directes de la mortalité. Ils constituent plutôt des facteurs à risques surajoutés, contribuant à l'apparition de complications d'états déjà dégradés. Ainsi les PS pourraient provoquer une inflammation des alvéoles pulmonaires ce qui peut s'accompagner d'un relargage de médiateur pro-inflammatoire qui peuvent exacerber une affection respiratoire sous jacente et augmenter la coagulation sanguine. C'est pourquoi les décés concernent les personnes agées". Vamos, que la contaminación del valle no te mata directamente, pero te puede dar la puntilla si eres viejo o tienes problemas respiratorios, que, como mínimo, se agravarán. En este otro enlace, que pertenece al mismo estudio, se afirma que todos los años mueren en Lyon unas 160 personas (0,45 por día) por culpa de enfermedades ligadas a la polución.

Señor Pecero, ¿qué decía usted sobre ese pacto nauseabundo que tantos beneficios reportará a Extremadura?
Publicado en Extremaduraausente: http://extremadurausente.blogspot.com/2006/02/el-pacto-nauseabundo.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres