Blogia
Informacion Alternativa en Extremadura

Más movilizaciones contra el cementerio y la central nuclear de Almaraz en Extremadura

Más movilizaciones contra el cementerio y la central nuclear de Almaraz en Extremadura

Extremadura 8 de septiembre de 2006

Más movilizaciones contra el cementerio y la central nuclear de Almaraz en Extremadura

El pasado sábado por la tarde se manifestaron unas 3.000 personas en Bohonal de Ibor (Cáceres) para oponerse a la construcción del cementerio nuclear en la comarca de los Ibores. Seis alcaldes de la comarca portaron la pancarta inicial de la protesta.

Esta es una más de las movilizaciones contra el cementerio nuclear ( denominado Almacén Temporal Centralizado, ATC) de los ciudadanos del entorno de estas localidades y que Ecologistas en Acción, junto con otras muchas organizaciones, apoya en Extremadura y en el resto del territorio estatal.

Para Ecologistas en Acción los doce millones de euros al año que se ofrecen a las localidades que lo alberguen no compensan en absoluto la amenaza que suponen la existencia de residuos radioactivos durante miles de años, y el terrible legado que constituye para las futuras generaciones. Avisan de que lejos de servir para su desarrollo pueden constituir un terrible lastre y espantar otras actividades e inversiones más sostenibles y saludables.

Los ciudadanos de la comarca que se están organizando en plataformas están actuando contra este cementerio nuclear con recogidas de firmas, reuniones, nuevas movilizaciones y se suceden las declaraciones de oposición a la ubicación del ATC en esta comarca y en toda la región.

Desde Ecologistas en Acción se recomienda participar en todo tipo de iniciativas, como la que en pocos días ha recogido más de 700 firmas contra la instalación del cementerio entre los vecinos de Mesas de Ibor y alrededores. Estas firmas, unidas a las miles que se han recogido en el pueblo de Peque (Zamora), zonas ambas con no muchos habitantes en las que se han congregado miles de manifestantes, demuestran que los ciudadanos y ciudadanas están en contra de la energía nuclear y de todos los problemas que implica.
Tras haber trascendido que los dirigentes de otras cinco localidades extremeñas: Casas de Miravete, Millanes de la Mata, Toril, Casatejada e Higuera de Albalat han pedido información al Ministerio de Industria sobre las condiciones para ubicar en ellas el cementerio nuclear. Ecologistas en Acción sigue manteniendo que mientras no haya un calendario de cierre aceptable de las centrales nucleares, no se debería hablar de la gestión de los residuos radiactivos que esas mismas instalaciones producen. Lo contrario es una grave irresponsabilidad, ya que no se conoce la cantidad de residuos que hay que gestionar y por tanto las dimensiones del ATC, ni las emisiones radioactivas que puede producir o sus efectos sobre la salud y el medio ambiente.

Por último, se anima a los ciudadanos/as a participar en la manifestación a favor del cierre de la Central Nuclear de Almaraz, que comenzará mañana día 9 de septiembre a las 12 h del mediodía del paseo de la Estación de Navalmoral de la Mata, desde donde los manifestantes se trasladarán a la Central Nuclear de Almaraz.

http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=5721

 

COMUNICADO DE PRENSA

GREENPEACE y ADENEX

7 de septiembre de 2006



Manifestación antinuclear en Navalmoral de la Mata, el sábado 9 de septiembre




ZAPATERO DEBE HONRAR SU PROMESA Y APROBAR ANTES DEL FIN DE LA LEGISLATURA EL
PLAN DE CIERRE DE LAS NUCLEARES



Greenpeace y ADENEX recuerdan al Gobierno que el problema de los residuos
radiactivos no se solucionará sin un amplio consenso social previo que incluya a
las organizaciones ecologistas



ADENEX y Greenpeace reclaman al Presidente Zapatero que cumpla su compromiso,
varias veces reiterado en sus intervenciones en el Congreso de los Diputados
durante el Debate del Estado de la Nación del pasado mes de mayo, de poner en
marcha antes del fin de la presente legislatura un plan de cierre de las
centrales nucleares. En dicho plan, debe especificarse claramente el cierre
inmediato de la central nuclear de Garoña y como muy tarde en el 2010 la fecha
del cierre definitivo de las centrales nucleares Almaraz-1 y Almaraz-2.



Asimismo, con respecto a la cuestión de los residuos radiactivos, Greenpeace y
ADENEX piden al Gobierno que oriente su acción a la búsqueda urgente de un
amplio consenso social con las organizaciones defensoras del medio ambiente,
consenso que, como el propio Presidente Zapatero afirmó en el Debate del Estado
de la Nación (ver nota más abajo), resulta necesario para poder avanzar en la
solución de este problema.



Para avanzar en la consecución de estos objetivos, ADENEX y Greenpeace animan a
la ciudadanía a participar en la manifestación antinuclear que tendrá lugar el
sábado 9 de septiembre y se iniciará a las 12 horas en el Paseo de la Estación
de Navalmoral de la Mata (Cáceres), y en la que estos grupos estarán presentes
junto con otros colectivos y plataformas antinucleares.



"No ocultamos nuestra satisfacción por el hecho de que Zapatero reiterara
durante el pasado Debate del Estado de la Nación que antes de que termine la
presente legislatura el Gobierno tendrá un plan para cumplir su compromiso
electoral de abandonar la energía nuclear en España. Pero es necesario que el
Presidente pase ya de las palabras a los hechos", ha declarado Carlos Bravo,
responsable de la campaña de energía nuclear de Greenpeace.



"El Gobierno debe respetar sus compromisos y poner en marcha de forma urgente el
prometido plan de cierre de las centrales nucleares, en el que se fije para el
2010 la fecha de cierre definitivo de la central nuclear de Almaraz", ha
declarado Jesús Valiente, portavoz de ADENEX.



Para ambas organizaciones, el abandono -progresivo pero urgente- de la energía
nuclear es un paso absolutamente necesario para poder avanzar con paso firme y
seguro hacia un modelo energético sostenible basado en la eficiencia energética
y las energías renovables, que son recursos energéticos más seguros, más limpios
y menos costosos que la energía nuclear.



Asimismo, consideran que un problema de marcado carácter social como es el de
los residuos radiactivos (cuya peligrosidad persiste durante decenas de miles de
años, sin que exista ni ahora ni en el futuro previsible ninguna solución
técnica satisfactoria en ningún país del mundo para su gestión definitiva) no se
puede resolver sin un previo consenso social y político por medio del cual se
pueda tratar de consensuar, con garantías de éxito, entre todos los agentes
interesados, incluyendo las organizaciones ecologistas, un acuerdo sobre el modo
de gestión de los residuos nucleares.



A ese respecto, ADENEX y Greenpeace insisten en que el problema de la gestión de
los residuos de alta actividad sólo se solucionará mediante un gran consenso
social que únicamente podrá alcanzarse poniendo sobre la mesa previamente un
calendario de cierre progresivo pero urgente de las centrales nucleares.



De hecho, el Gobierno socialista y, en particular, el Presidente Zapatero, han
reconocido la necesidad de lograr un amplio y previo consenso social sobre la
gestión de los residuos radiactivos para poder avanzar en la solución de este
grave problema. Sin embargo, la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos
(ENRESA) está vulnerando claramente este compromiso del Gobierno al haber
emprendido una política que prescinde por completo de buscar y lograr ese amplio
consenso social.



Así pues, estos colectivos califican de inmoral la actual estrategia de ENRESA
de alentar a los alcaldes de los municipios a ofrecerse como candidatos a
albergar el cementerio nuclear centralizado tentándolos con sustanciosas
"compensaciones" económicas, por supuesto a base de dinero público, y, como es
habitual en ENRESA, actuando en contra y a espaldas de la opinión pública.


 


NOTA

El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado 30 de mayo,
durante el Debate del Estado de la Nación, en respuesta al portavoz del Grupo
Parlamentario Catalán, Zapatero dijo: "Y paralelamente también está el tema de
los residuos, que exige, sin duda alguna, un amplio consenso social de
organizaciones defensoras del medio ambiente, que exige el mayor consenso
territorial posible y ojalá el mayor consenso político, porque, como muy bien
sabe S.S., es un problema de hondo calado. Por tanto, uno, mantenimiento del
compromiso electoral con la reserva -si usted me permite- en torno a la energía
nuclear de la garantía de nuestro suministro energético; dos, para antes del
final de la legislatura existe un compromiso muy concreto y, tres, consenso en
torno a los residuos".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres